El joven de 17 años ha sido tratado en el Hospital Materno Infantil de Málaga y regresa a Marruecos.

Es la segunda vez que se trata en el hospital malagueño, la primera fue en 2014.

Yassine, es de Marruecos, llegó el pasado 23 de octubre para ser tratado de una cardiopatía en el Hospital Materno Infantil que pertenece Hospital Regional Universitario de Málaga y, tras su recuperación gracias programa “Viaje hacia la Vida” de la Fundación Tierra de hombres, ha regresado de vuelta a casa para encontrarse de nuevos con sus seres queridos, gracias a la reapertura del espacio aéreo cumpliendo todas las medidas de seguridad e higiene fijadas por el Gobierno de España.

Es la segunda vez que Yassine está en nuestro país. La primera fue en 2014. Desde hace dos semanas que le dieron el alta está deseando volver a su país, agradeciendo en todo momento el trato recibido por el Hospital, la familia Rosario y todas las organizaciones que se vuelcan en el proyecto.

En el año 2002 se estableció un Acuerdo de Colaboración entre el Servicio Andaluz de Salud y Fundación Tierra de hombres para intervenir en el Hospital Materno Infantil de Málaga a menores procedentes de países que no cuentan con recursos suficientes y que se encuentran incluidos en el proyecto de cooperación internacional “Viaje hacia la Vida”, al amparo del Acuerdo Marco entre la Agencia Española de Cooperación y la Junta de Andalucía para el desarrollo de programas de cooperación internacional de 14 de diciembre de 1998.

La prestación sanitaria a menores procedentes de países que no cuentan con recursos suficientes es parte integrante de los derechos fundamentales de la persona reconocidos en nuestra Constitución, así como en tratados Internacionales en los que España es parte y especialmente en la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas.
El apoyo continuado durante estos 18 años recibido del Hospital Materno Infantil de Málaga y la implicación de sus equipos médicos y del personal sanitario, han permitido que se hayan podido tratar más de 80 menores dentro de las especialidades de cardiopatía, traumatología, urología, maxilofacial y cirugía general.

Igualmente esencial es la labor de las familias de acogida, como la de Rosario que se ha volcado con la causa, que han abierto su casa y cuidado de él durante su estancia y de los voluntarios y voluntarias que les atienden todo el tiempo que dura su ingreso hospitalario.

Viaje hacia la Vida

Dentro de los programas de Salud que lleva a cabo Tdh en el mundo, se encuentra Atenciones Médicas Especializadas “Viaje hacia la Vida” que facilita desde 1994 el traslado a España de niños y niñas procedentes de países africanos con un bajo índice de desarrollo: Togo, Benin, Mauritania, Senegal, Marruecos, Mali y Guinea Conakry, para ser intervenidos de diferentes y graves patologías como cardiopatías, traumatologías, urologías, quemados, oftalmología o maxilofacial, por carecer en sus países de origen de las infraestructuras sanitarias especializadas y de los recursos necesarios para su tratamiento.

Hasta el momento más de 760 menores han podido recuperar su salud en España y están de vuelta con sus familias de origen, gracias a una gran cadena solidaria en la que colaboran hospitales de la sanidad pública y privada de nuestro país, equipos médicos, familias que les acogen durante su estancia en España, voluntarios y voluntarias que acompañan a los menores mientras están hospitalizados, la ONG Aviación Sin Fronteras, cuyos voluntarios se encargan de trasladar a los niños tanto en la venida a España como de regreso a su país de origen y al apoyo de entidades e instituciones como Fundación Probitas, Reale Seguros, Rafaelhoteles, Abbott, Ayuntamiento de Córdoba, Obra Social La Caixa, otras empresas y socios de Tdh con sus donaciones.